Tamaño de fuente: +

Claves para ahorrar en tiempos de coronavirus

ahorrar-coronavirus

Como hemos hablado en anteriores publicaciones en el blog de Redsys, la crisis económico-sanitaria provocada por el coronavirus nos ha afectado en la forma de relacionarnos con las personas, en la forma de relacionarnos con las empresas, y en consecuencia con el consumo de sus productos y servicios, en nuestros hábitos diarios, y también a nuestros bolsillos.

Las cifras nos dicen que antes de la llegada del covid 19 a nuestras vidas, en torno a un tercio de la población española es capaz de ahorrar entre 100 y 500 euros al mes; algo menos de un tercio entre 500 y 1.000 y sólo un 7% de los españoles consigue aumentar esta cifra a más de mil euros mensuales.

Sin embargo, en la actualidad, esas cifras han disminuido en gran medida. La crisis nos ha obligado a estar más pendientes de nuestra cuenta de ahorros y ajustar nuestros gastos para adaptarnos a esta nueva normalidad, protagonizada por ERTEs, despidos, empresas en quiebra, disminuciones de salario,... Es así como se ha recuperado una corriente mucho más próxima a la generación de nuestros abuelos, seres queridos que han vivido grandes períodos de hambruna provocados en gran parte por épocas de guerra y precariedad. Ante un futuro incierto, poblaciones de todo el mundo han despertado la necesidad de ahorrar, y trabajar en su propia estabilidad económica.

Por ello, hoy intentaremos responder a la típica pregunta, "¿qué me recomendarías para ahorrar más?

En primer lugar, una de las claves para ahorrar debería ser tener claro que ahora más que nunca debemos de consumir lo que sea realmente necesario, o al menos lo que consideramos que es una prioridad para nosotros. Para ello, puede ser de utilidad realizar un presupuesto semanal/mensual en el que se contemplen todos los datos financieros previstos tanto a nivel de ingresos, como de gastos fijos, gastos variables, devolución de deudas,... De esta forma, el control de nuestra vida financiera nos ayudará a eliminar aquellos gastos innecesarios. Recuerda, menos es más.

Cuando hablamos de reducir en gastos, no se trata de hacer grandes cambios. Muchas veces tan solo es cuestión de detectar ciertos gastos minúsculos, en su gran mayoría gastos recurrentes que se realizan de forma inconsciente, que, acumulados, se convierten en un gran gasto.

También es importante recordar que el ahorro forma parte de un proceso de organización y planificación. Ahorrar no consiste en dejar de consumir, sino en tomar la decisión adecuada para hacerlo de la mejor forma posible. Y que mejor forma de tomar la mejor decisión de compra que comparar los precios de un mismo producto o servicio entre diferentes distribuidores, o en relación a productos sustitutivos.

En definitiva, existen miles de formas de ahorrar. Busca el método que mejor se adapte a ti y encuentra mayor estabilidad financiera tan solo modificando ciertos hábitos de tu día a día.

Es tu turno. ¿Cuáles son tus trucos para ahorrar en tu día a día? Coméntanoslo en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook y LinkedIn).

¿Qué tipo de TPV se adecúa más a tu negocio?
Conceptos básicos de finanzas personales que debes...

Artículos relacionados

Subir