Tamaño de fuente: +

¿Qué es una "smart city"?

smart-city
El crecimiento continuado de las ciudades ha desencadenado en la necesidad de replantear los modelos de gestión de las urbes.
Esta situación de crecimiento económico y demográfico, sin un control adecuado, puede repercutir en un impacto enorme a nivel social y medioambiental.
Es así como nace la necesidad de definir a aquellas ciudades que apuestan por mejorar la vida de sus habitantes de una forma sostenible. Estas urbes reciben el nombre de “ciudades inteligentes”, o “smart cities”, y basan su factor diferencial en la aplicación de las TIC, o Tecnologías de la Información y la Comunicación.
Algunas de las medidas que han convertido a ciudades como Tokyo, Londres, Nueva York o París, en las principales capitales “smart cities” han sido su mejora en la planificación urbana, el medioambiente, la proyección internacional, la movilidad y el transporte, la energía, la seguridad pública, el capital económico y humano, la tecnología, la cohesión social,...
Y, ¿en qué benefician las “smart cities” el día a día de los ciudadanos?
Este nuevo modelo de gestión tiene consecuencias directas para el ciudadano como la mejora en la calidad de los servicios públicos o una mayor accesibilidad y transparencia a la información pública. Además, uno de sus puntos clave es que las “smart cities” detectan las necesidades de sus ciudadanos, transformando las interacciones de los mismos con los sistemas y elementos de servicio público en conocimiento, permitiendo trabajar a tiempo real y con predicciones sobre la forma de actuar en situaciones muy dispares del día a día.

La llegada de las nuevas tecnologías ha generado un impacto en las vidas de las personas y el ecosistema en el que viven. Está en nuestras manos hacer un uso sostenible de los recursos de los que disponemos. 
El impacto del big data en el ecommerce

Artículos relacionados

Subir